¡Quiero hacer una maestría!

Antes, “educación y desarrollo profesional” significaba trabajar en una empresa con un puesto estable que te permitiera crecer y hacer una carrera a largo plazo, pero este concepto ya no aplica para las nuevas generaciones por lo que (para muchos) ya no es la primera opción.

Las expectativas laborales varían rápida y constantemente. Las personas están cambiando los trabajos a tiempo completo con beneficios regulares por puestos con horarios flexibles que les permita tener su propio espacio para crecer con sus proyectos personales como emprendimientos y estudios.

Por eso, la idea de estudiar una maestría es muy atractiva pero antes hay que considerar varios aspectos de acuerdo a nuestras expectativas y posibilidades.

¿Tienes la edad adecuada para realizar una maestría?

“Nunca es tarde para aprender” pero la edad te puede hacer dudar si quieres hacer una maestría o un curso de post grado por la diferencia de opiniones y (aún más importante) responsabilidades a las que te estés enfrentando.

La edad promedio en estudiantes de post grados es de 31 años, lo que significa que es muy probable que conozcas personas de diferentes edades en tus clases y que vas a poder compartir e intercambiar experiencias laborales y personales con ellos. Saca provecho de la situación y conviértela en un momento enriquecedor.

¿Cuánto tiempo me tomaría hacer una maestría?

Los estudios de cuarto nivel duran aproximadamente 2 años, o más, dependiendo de la institución y la carrera que elijas. Durante ese tiempo debes profundizar los conocimientos que recibes para conseguir mejores resultados.

Intenta no tener tantas responsabilidades al momento de empezar una maestría, así tienes menos distracciones, más tiempo disponible y por ende un mejor desempeño.

¿Cuánto debo pagar por una maestría?

Una maestría puede ser costosa por lo que tienes que investigar bien las ofertas locales e internacionales, comparar precios, beneficios, si vale la pena quedarse, viajar, o hacerla en línea; son muchas las variables a considerar y todo depende de lo que quieras y puedas pagar.

Cada programa de maestría tiene un enfoque diferente, analiza cuál se ajusta a tus objetivos o proyectos personales y profesionales.

¿A dónde quiero llegar con mi carrera profesional? ¿Me veo como un profesional independiente o dentro de una estructura empresarial? ¿Siento inclinación por la investigación y la docencia? Cuestiónate todo lo que puedas, analiza cada escenario hasta encontrar el que más te agrade y toma tu decisión.

No importa si parece difícil, confía en tus capacidades y desarrolla tus conocimientos. Aprovecha al máximo tus recursos y proyecta tu futuro de forma clara para saber en qué debes trabajar en tu presente.

Escrito por:

María José Acosta

Ejecutiva de Cuentas